jueves, 2 de mayo de 2013

La Evolución Genética a través de la Energía Positiva.

 
La energía positiva influye en los cambios a nivel celular del ser vivo; siendo su contra parte la energía negativa que retrasa y encierra los cambios propios de la evolución a nivel célula.
 
La Represión a través del miedo y la imposición de sistemas de manipulación obstaculizan el proceso de evolutivo de las formas de vida, a través de energías negativas, estableciendo la manipulación negativa a nivel celular determinando el corto periodo de vida de los organismos vivos. Este control aminora el ambiente óptimo para el desarrollo de la inteligencia celular.
 
Reduciendo las nuevas formas de vida que se pueden dar en el reino animal, vegetal y mineral.
 
Toda manifestación de energía negativa que producimos es irradiada e impregnada hacia todo lo que nos rodea, de tal manera esta energía influye de manera inapropiada hacia la célula,  deformando la información genética contenida por esta.
 
Cuando una civilización rompe las cadenas impuestas que bloquean la producción de las energías positivas, se empiezan a establecer las bases para la evolución a nivel celular de toda forma de vida, tanto interna como externa.
 
Es importante respetar toda forma de vida que nos rodea, por que se crean vínculos de intercambio celular a nivel energético, estableciendo un incremento potencial de crecimiento evolutivo a través de la luz.
 
Las razas que se encuentran en altas escalas de evolución son concientes de este conocimiento, que mantienen de forma fija, permitiéndoles una evolución continua y creciente; mientras que las razas en procesos evolutivos que poseen un sistema de manipulación decrecen.
 
Cuando una raza es libre en su proceso evolutivo, mantiene un crecimiento fluido, permitiendo modificar la información de su células a nivel interno y externo, produciendo largos periodos de tiempo de vida, si se mantiene este crecimiento evolutivo la información de la forma de vida se enriquece de forma interna y externa, impregnando su entorno y su mundo de energía positiva.
 
Cuando una civilización es manipulada a través de energías negativas, es muy común que la raza sea dominada por preocupaciones, miedos, tristezas, odios, afectando y reduciendo el periodo de vida a nivel celular, trasmitiendo esta información a su entorno y el mundo que habita, por lo general son mundos que enferman de manera lenta pero segura, y el planeta como ser vivo y conciente empieza a reaccionar en contra de los seres que lo habitan, de manera muy violenta, ya que de huéspedes, pasan a ser parásitos de El Gran Organismo Viviente; los seres que habitan estos mundos se someten a maneras de pensamiento limitadas, donde lo único que impera es la preocupación por “el mañana”.
 
 
 
 
Las razas de evolución libre carecen de preocupaciones y poseen pensamientos ilimitados guiados y enfocados hacia la luz, ya que han establecido todas las bases necesarias para un crecimiento sostenible e ilimitado de su raza y su mundo, sólo viven el presente, “el ahora”.
 
Todo proceso de evolución en el universo debe ser libre, para establecer una cadena de continua creación en todos los universos expandiendo la vida, siempre cumpliendo con el deseo del Gran Creador.
 
Palabra del hermano Arux.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario