martes, 5 de marzo de 2013

Cómo conectar con tu Ser...


Para CONECTAR con tu Ser has de Convertirte en un Consciente CANALIZADOR


[...] toda la existencia forma una Totalidad en un equilibrio perfecto entre sus diferentes extremos o polaridades.

Conectar con tu Ser, conectar con tu verdadera esencia y auténtica y genuina naturaleza, es el fenómeno más importante y transcendental que nos puede suceder. Conectar con tu centro, con tu corazón, con tu divinidad.....con el Universo, con la Existencia, con Dios.

Para ello se requiere de un importante requisito, ya que a todos en este mundo aún sumido en la dualidad e ignorancia no nos dispensaron de una esclarecedora guía a tomar en nuestras vidas. Lo cual nos predispuso a no saber canalizar de un modo sano y correcto para nosotr@s mism@s, ni para los demás, nuestra propia energía. Empecemos a aprender a canalizar de forma consciente nuestra propia energía.

Por ejemplo, la vanidad (este término engloba la arrogancia, la soberbia, la altanería, el engreimiento, el despotismo), es en realidad humildad "mal" canalizada. Las adicciones de cualquier tipo, físicas, psicológicas y emocionales-afectivas (y que cada una de ellas termina afectando al resto), son amor propio "mal" canalizado. La lujuria es afectividad "mal" canalizada, los celos es entrega "mal" canalizada, etc., etc. Entrecomillas lo de mal, pues todos sabemos que bien y mal no son más que conceptos que inventó el hombre, mas en la vida esencial, espiritual y real en la que vivimos, no existe el bien y el mal, la Vida no es buena ni mala, la Vida simplemente Es. Para hablar con más propiedad sería más correcto decir, en el caso de la vanidad, que es humildad canalizada en su frecuencia y vibración más baja, y así todos las demás. En definitiva todo se resume a ir tomando consciencia de qué tipo de energías estamos canalizando, y comenzar a trabajar en transformar las de baja vibración y frecuencia que nos crean conflicto y sensación de vacío interior, en óptimas y elevadas, que nos ofrecen paz, tranquilidad, satisfacción...

Así pues, CANALIZAR te lleva a CONECTAR, o a desconectar, con tu Ser......Todo depende de ti, del grado de Consciencia que pongas en ello.

¿Cómo canalizar de una forma más elevada, con más Consciencia?, estando más ALERTA, convirtiéndote en un observador-a de ti mism@, de tus emociones, sentimientos y pensamientos. Con la pertinente alerta y vigilancia, todos somos capaces de apreciar cuando nos estamos equivocando, o cuando estamos a punto de hacerlo, a este fenómeno se le llama tomar Consciencia, y es lo único necesario para iluminar nuestra oscuridad. Claro que para todo ello necesitas una Gran dosis de HONESTIDAD para contigo mism@, solo en la INTEGRIDAD es que el Ser se manifiesta, Integridad es sinónimo de PUREZA.

Una vez reunida la honestidad que te hace ser íntegro, mantente alerta sobre lo que sientes y piensas y la forma en que lo exteriorizas, en que lo Canalizas. Tomando consciencia de los errores en los que puedas seguir cayendo y corrigiéndolos, poco a poco irás tomando maestría en este proceso, organizando y poniendo en orden tu mundo interior, te irás convirtiendo en un óptimo canalizador de tu propia energía. Y una óptima Canalización de tu energía te lleva a tu Centro, a tu Armonía, tu Equilibrio Perfecto, te Conecta con tu Ser!!

¿Y qué es eso de Equilibrio Perfecto?

Como bien expresa el signo del Yin-Yang toda la existencia forma una Totalidad en un equilibrio perfecto entre sus diferentes extremos o polaridades. Es éste en mi consideración, el signo más expresivo completo y significativo que existe, pues encierra toda la Verdad de este mundo, del camino a seguir, de lo que cada uno de nosotros Es, lo que se ha de alcanzar, a lo que se ha de Despertar... Lo expresa Todo!

Del mismo modo el ser humano también forma una totalidad en sí mismo, compuesto por un lado masculino y un lado femenino, positivo y negativo, luz y oscuridad, etc. Que a su vez uno contiene al otro y finalmente forman una Totalidad.

Nuestro lado masculino (independientemente de que seamos hombre o mujer), representa la fuerza y la resolución. Es procesado en nuestro cerebro a través del hemisferio izquierdo, este hemisferio es el que se ocupa de todo lo relativo a lo práctico, calculador, lógico, funcional, sistemático, organizado, disciplinado, etc.

Nuestro lado femenino (una vez más independientemente de que seamos hombre o mujer), representa la dirección y la integración. El hemisferio derecho de nuestro cerebro es el encargado de procesarlo, por este hemisferio pasa la imaginación, la creatividad, la intuición, la pasión, la espontaneidad, la sensibilidad, flexibilidad, amoldabilidad, adaptación, etc.

Pues bien, el Equilibrio Perfecto es aquel en el que nuestro lado masculino y nuestro lado femenino no están descompensados, sino que van parejos, optimamente compensados. Esto nos lleva al estado más exquisito de Paz, de Amor, de Felicidad, y en definitiva, de Conexión con nuestro Ser.

¿Qué ocurre cuando nuestro lado masculino y nuestro lado femenino están descompensados?

Nuestro lado masculino, como ya se ha dicho, representa la fuerza, y nuestro lado femenino la dirección, a modo de alegoría, es como si nosotros fuéramos un barco, donde lo masculino representa los motores y lo femenino el timón. Si sus motores funcionan a tope con una gran potencia pero sin embargo el timón no está bien dirigido hacia el destino trazado (osea que nuestra energía masculina esté bastante más desarrollada que nuestra energía femenina) nunca llegará a buen puerto, siempre se andará a la deriva.

Si por el contrario posee una óptima dirección de su timón pero sus motores no son lo suficientemente potentes (osea que nuestra energía femenina esté bastante más desarrollada que nuestra energía masculina) las fuertes corrientes marinas le impedirán igualmente llegar a su destino. La consecuencia para ambos casos es el estancamiento, la frustración, insatisfacción, dolor y sufrimiento. Dependiendo el grado según sea la descompensación entre ambos lados.

Al aprender a Canalizar nuestras emociones, sentimientos, pensamientos, y reacciones a los mismos, se va aprendiendo también a nivelar nuestros lados masculino y femenino. Irá haciendo que tanto los motores como el timón vayan de maravilla.

¡NO SE PUEDE SERVIR A DOS SEÑORES!

O caemos en el envanecimiento, la vanidad (que recuerdo reúne la arrogancia, la soberbia, la altanería, el engreimiento, el despotismo) o nos dejamos llevar en la vida por la suave brisa de la HUMILDAD. Pues en ausencia de una es que surge la otra.

Cuando vamos soltando la vanidad, automáticamente se va manifestando e instaurando la Humildad en nosotros, e igualmente para el resto de emociones densas, de baja vibración y frecuencia.

No quisiera acabar sin volver a hacer hincapié en lo más primordial para poner en práctica todo lo expuesto aquí, si es que estás interesado en ello, el primer y más fundamental paso a dar, el de la HONESTIDAD e INTEGRIDAD para con un@ mism@. Sin eso todo lo aquí explicado no te servirá de nada. ¡Haz que suceda! En ti reside Todo el Poder del Universo.

Soy Otr@ tú, Eres otr@ yo

No hay comentarios:

Publicar un comentario